Colegio

Noticias

12 SEP

Flipped Classroom: Apostando por una educación innovadora

The Flipped Classroom es un enfoque integral que combina la instrucción directa con métodos constructivistas, el incremento de compromiso e implicación de los estudiantes con el contenido del curso y mejorar su comprensión conceptual.

Dentro de las tendencias educativas recientes, Grazalema apuesta por una metodología francamente curiosa que se ha venido a denominar Flipped Classroom, término que se podría traducir como “aula invertida” o “aula del revés.

Aparentemente, el Flipped Learning se basa en alterar el modelo tradicional de clase en el que el profesor explica en el aula y el alumno realiza los deberes en su casa. La nueva propuesta parte de que el estudiante se prepara los contenidos en su hogar a través de tutoriales en vídeo o podcast y en el aula el tiempo se dedica a realizar actividades sobre esos contenidos y al intercambio de conocimientos e ideas entre los alumnos.

Pero este método es mucho más que grabar los contenidos en vídeo. El equipo responsable del proyecto The Flipped Classroom lo define como “un enfoque integral que combina la instrucción directa con métodos constructivistas, el incremento de compromiso e implicación de los estudiantes con el contenido del curso y mejorar su comprensión conceptual. Se trata de un enfoque integral que, cuando se aplica con éxito, apoyará todas las fases de un ciclo de aprendizaje.”

De esta forma, el alumno se convierte en el protagonista de su propio aprendizaje y adquiere responsabilidad en la creación de sus propios contenidos y materiales de estudio. Asimismo, este concepto implica el trabajo colaborativo en equipo como herramienta para la adquisición de conocimiento.

Muchas son las ventajas que presenta esta metodología educativa, pero las experiencias llevadas a cabo al respecto destacan:

·         Los estudiantes reciben feedback inmediato porque los docentes disponen de más tiempo para apoyar con los conceptos más difíciles.

·         El nivel de frustración es menor pues el estudiante que antes dejaba tareas sin acabar por la complejidad ahora cuenta con la ayuda del profesor para acabarla.

·         Los maestros explican con más detalle las partes más difíciles.

·         Aquellos estudiantes que no disponen de apoyo familiar para sus estudios lo reciben de sus profesores.

En suma, Flipped Classroom concede al alumno un papel mucho más activo en su proceso de aprendizaje y una mayor responsabilidad en su formación. Una metodología para construir a los ciudadanos del siglo XXI.

Loading