Colegio

Noticias

29 SEP

Los colegios de Attendis se vuelcan en la Beatificación de don Álvaro

Más de 5.000 miembros de la comunidad educativa de Attendis acudieron el pasado sábado 27 de septiembre a la Beatificación de don Álvaro del Portillo en Valdebebas (Madrid). Con su presencia, las familias y personal de los colegios agradecieron al nuevo beato su extensa labor social y suscontribuciones a la familia y la educación, pues don Álvaro siempre predicó el valor de la familia "como primer y más importante ámbito educativo".

Padres, profesores y alumnos de Attendis viajaron hasta Madrid para agradecer y acompañar al nuevo beato en la multitudinaria ceremonia que tuvo lugar en Valdebebas. Todos los colegios acudieron en distintos viajes, en autobús o en tren, para estar presentes en esta cita histórica para la Iglesia.

Padres, profesores y alumnos de Attendis viajaron hasta Madrid para agradecer y acompañar al nuevo beato en la multitudinaria ceremonia que tuvo lugar en Valdebebas. Todos los colegios acudieron en distintos viajes, en autobús o en tren, para estar presentes en esta cita histórica para la Iglesia.

La ceremonia comenzó con la lectura por parte del vicario general del Opus Dei, Fernando Ocáriz, del mensaje enviado por el Papa Francisco. El Santo Padre destacó que el beato Álvaro del Portillo nos enseña que la sencillez y la vida ordinaria son camino seguro de santidad y recordó que recorrió muchos países fomentando proyectos de evangelización, sin reparar en dificultades, movido por su amor a Dios y a los hermanos. Quien está muy metido en Dios sabe estar muy cerca de los hombres.

Una vista del altar (Flickr: Opus Dei)

Como señalaron en sus homilías, tanto el Cardenal Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, como el Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría: "La familia siempre estuvo muy presente en el pensamiento de don Álvaro del Portillo". 

En la carta del Papa Francisco (Ver mensaje completo) a Mons. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei, el Santo Padre recordaba las palabras del nuevo beato:¡Gracias, perdón, ayúdame!. Y añadía: "En estas palabras se expresa la tensión de una existencia centrada en Dios. De alguien que ha sido tocado por el Amor más grande y vive totalmente de ese amor. De alguien que, aun experimentando sus flaquezas y límites humanos, confía en la misericordia del Señor y quiere que todos los hombres, sus hermanos, la experimenten también". 

Los grupos de padres y madres que iniciaron los colegios de Attendis recibieron el aliento de don Álvaro, que siempre predicó el valor de la familia como primer y más importante ámbito educativo: La sociedad será más fraterna si los hombres aprenden en la familia a sacrificarse unos por otros.

Loading