NOTICIAS

04/12/2018

“Las nuevas tecnologías bien utilizadas pueden ser una manera de educar a las nuevas generaciones”

El lunes 3 de diciembre a las 20:00 horas tuvo lugar la conferencia “Hijos hiperconectados y felices: Aprendiendo a convivir” a cargo del Doctor en Educación, Antonio Milán que fue organizada por el Colegio Grazalema-Guadalete del grupo Attendis. Más de un centenar de padres asistieron al Colegio Guadalete en El Puerto de Santa María donde … Continue reading “Las nuevas tecnologías bien utilizadas pueden ser una manera de educar a las nuevas generaciones”

El lunes 3 de diciembre a las 20:00 horas tuvo lugar la conferencia “Hijos hiperconectados y felices: Aprendiendo a convivir” a cargo del Doctor en Educación, Antonio Milán que fue organizada por el Colegio Grazalema-Guadalete del grupo Attendis. Más de un centenar de padres asistieron al Colegio Guadalete en El Puerto de Santa María donde tuvo lugar el evento.

El Colegio Grazalema-Guadalete (Attendis), organizó una conferencia sobre la importancia de el uso de las nuevas tecnologías en los adolescentes dirigida a los padres de las clases de 4º de EPO a 4º de ESO. El acto tuvo lugar el lunes 3 de diciembre a las 20:00 horas en el salón de actos del Colegio Guadalete.

Más de un centenar de padres acudieron a la conferencia que estuvo dirigida por Antonio Milán Fitera, Doctor en Educación por la Universidad Complutense de Madrid, con la tesis “Redes sociales y conductas antisociales en adolescentes” además de ser coach personal, experto universitario en resiliencia y autor del libro “Adolescentes hiperconectados y felices”. El ponente invitado transmitió un mensaje de seguridad y sana utilidad de las redes sociales a las familias asistentes y de cómo educar a los hijos en las nuevas tecnologías. Antonio Milán destacó que “existen muchos riesgos y peligros en las nuevas tecnologías pero hay que prevenir de manera positiva. La tecnología es una excelente escuela de virtudes pero hay que transmitir una visión positiva”. Hizo mención a “la prevención como herramienta eficaz y resaltó que el peligro es dar la herramienta sin dar previamente la formación adecuada”.

Uno de los mensajes que lanzó Milán a los padres fue que es muy importante el apoyo y la comprensión en la etapa de la adolescencia, que es ya en sí una etapa complicada y los padres tienen que tener paciencia para adaptarse a esta etapa y a los nuevos cambios tecnológicos. Los padres deben hacer un esfuerzo por comprender hábitos y pensamientos de esta etapa que en muchas ocasiones pueden derivar a conflictos pero es más importante enfrentarse a estas conversaciones que son claves en la etapa de la adolescencia. La herramienta que recomienda Milán a los padres para enfrentarse a estas situaciones es “explicarles la situación con cariño e intentar llegar a un equilibrio en la argumentación”.

Frente al acoso escolar, Milán mencionó que es un tema alarmante pero “no se puede llamar a todo acoso, hay que objetivar las situaciones y hay que transmitirle esto a los padres. Los padres tienen que darle un voto de confianza al colegio a la hora de gestionar estas situaciones, y evitar el clima de nerviosismo que impide solucionar el problema. Instaurar un clima policial en la escuela multiplica las situaciones de acoso. Los padres deben transmitir seguridad y confianza. Los padres irascibles educan hijos inestables”.

La adolescencia es una etapa turbulenta, de crisis inevitable, aparente irresponsabilidad y conductas de riesgo. Pero esta mala prensa está agravando la situación en lugar de ayudar a resolverla. Y más en un entorno digital y cambiante, con la sombra del acoso escolar acechando a nuestros niños desde su más tierna infancia. Si repetimos a los más jóvenes que son ineducables y difíciles de tratar, se lo acabarán creyendo y entonces conseguiremos que lo sean. Pero no es así. La preadolescencia y la adolescencia, desde los 9-10 años hasta la mayoría de edad, es una etapa maravillosa para ayudarles a redescubrirse y definir su personalidad. “Los hijos necesitan límites y exigir con cariño no produce ningún trauma”.